Vuelo sábado 29 09 2018 a las 18.00 horas

Vuelo sábado 29 09 2018 a las 18.00 horas

 

Sentires de otros tiempos en los que en aquella habitación del hospital materno infantil de Málaga te conocí, os conocí.

Meses de silencio del que intentabas oír el aliento de vida de tu hijo, cuando antes y allí mismo jugaba, reía y su travesura hacía que los días pasaran volando.

Te enseñó querida Trini a Ser, a encontrarte dentro de ese huracán que envolvía tu vida en esos momentos, te movías en la oscuridad mas oscura pasando noches en los pasillos con otras mamas sin saber lo que ocurriría al cabo de unos meses.

Momentos en los que nos abrazábamos y permanecíamos unidos sin espacio y sin tiempo, donde solo tus lagrimas se hacían presente en el lugar no deseado, pero en la realidad más absoluta de tu existencia.

Tu hijo se marchaba y tu le hablabas al oído cuando ya solo te podía oír su alma, le pedias y te agarrabas a donde ya no había donde agarrarse para que todo volviera a ser como antes, pero en el fondo sabias que ya nada sería igual. Ese ser tan pequeñito, pero a la vez tan grande te estaba envolviendo en sus alas para enseñarte que la vida es otra historia a la que te han contado. Todos los problemas personales de aquel entonces te sirvieron para crecer y aunque viviéramos situaciones complicadas en aquella habitación todo lo ocurrido tenía un para qué.

Tu madre a la que amo con locura se agarraba a mi cuello y me suplicaba que hiciera algo por su nieto sin entender que desde que os conocí estaba haciendo cada día TODO, os AME desde el minuto uno sin poder, sin querer hacer nada mas y que vuestra vida siguiera transcurriendo sin interferir absolutamente en nada.

Tu hermana Susana vivía las emociones con dolores de cabeza interminables que en la sala blanca aliviaba acariciando su tercer ojo hasta que dejaba de llorar y empezaba a aceptar aquello que ocurriría. Aquello que ya no tenía vuelta atrás y que la llevaría a vivir lo que jamás imagino.

Siempre te ha gustado ver el lado oscuro y sentirte identificada con él, tanto que has adoptado una forma de vida dentro de ese espacio en el que aparentemente crees que te desenvuelves de puta madre, sabiendo de tus dones brujos, a veces crees estar por encima del bien y del mal, usando ese escudo para presumir de ego y de control sobre cualquier situación.

Te diré amor que no quieres estar donde estas, que cada día luchas por salir y encontrar tu LUZ, que me gritabas y gritas que te saque de donde estas y aunque mis dones de……podrían, o no, sabes que no lo hare, que solo TU tienes la potestad de salir de donde estas. Puedo darte la mano y acompañarte, sujetarte cuando aparezcan demonios, ponerme frente a ellos para que dejen de mirarte a los ojos, volar entre tinieblas guiándote hasta la inmensidad del cielo, pasando entre las llamas del infierno y las garras los leviatanes.

Ser guía de tu hijo en esos últimos momentos de existencia física y poder ascender con Él a aquellos mundos de querubines y serafines, ser quien después abrace tu dolor ha sido uno de los regalos mas bonitos que Ellos me han hecho.

Hoy en el día de tu boda has vestido de blanco, créeme dude hasta que te vi, no me hubiera extrañado nada que hubieses aparecido de negro que por cierto también te sienta fenomenal.

Decidiste lanzar tu ramo de novia allí donde en su día nadaron las cenizas de tu hijo creyendo que las olas del mar lo devolverían de alguna manera a tu lado. Él ahora forma parte de lo eterno, de lo invisible a tus ojos, esa gota del mar sin dejar de ser mar del que algún día todos formaremos parte sin saber que ya lo somos.

Así por fuera como por dentro, así en la tierra como en el cielo.

Se Luz en tu oscuridad y cuando no te encuentres llámame y te llevare desde ese Amor que somos a un lugar mágico donde nuestros hijos habitan y donde jamás podrás ver oscuro porque ya yo existo esa dualidad de aquí sino la unicidad de la conciencia universal siendo parte DIOS.

Por Andres Olivares pilotodeemociones

 

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario