Vuelo 8:10h. de 21/01/2020

Vuelo 8:10h. de 21/01/2020

                                                     Aquel día sonó el teléfono, era Alberto el papá de un niño malito, muy malito.

Desde su dolor me transmitió la ira y el desconsuelo de un padre abatido por las noticias medicas recibidas aquel día.

Su hijo estaba desahuciado medicamente, no había nada más que hacer por intentar sanar su enfermedad.

Ante esa situación que no debería suceder jamás movimos cielo y tierra trasladando a su hijo a Barcelona.

Aquellos malos momentos de saber que su hijo caminaba hacia una marcha segura se transmutaron en una nueva ilusión, motivación o esperanza de poder pasar más tiempo con él.

Entonces te conocí, papa me invito a ir a casa y pasar la tarde contigo, no querías comer, no querías salir, no querías vivir pero aquel día delante de un espejo viste las dos caras de la moneda.

Soy Alberto un tipo de puta madre con cáncer fue la primera cara, soy Alberto un tipo de puta madre sin cáncer la otra.

En aquel momento decidiste ser ALBERTO, UN TIPO DE PUTA MADRE SIN CÁNCER.

Decidiste VIVIR.

Viajes a Barcelona, tratamientos uno detrás de otro, un nuevo hospital, nuevas amistades, nuevas emociones.

Un hospital plagado por corazones inmensos, habitaciones llenas de luz y batas blancas dando hasta la última gota de sudor por TI.

Ese Hospital que quieres en Málaga y del que tanto hemos hablado algún día te lo regalaré y serás su Presidente de Honor en el que haremos Amor de la Medicina, abrazos de las consultas y música de las paredes.

Amigos como Dani, aquel que apareció en tu vida para ser tu hermanodevida cada día y sacarte de la rutina diaria jugando a juegos de mayores desde la inocencia de un niño. (GRACIAS DESDE MI ALMA DANI).

Visitas a tu tierra con Mamá y Papá celebrando cenas en tu honor con un pueblo volcado contigo y tu familia española y argentina, sorpresas tras sorpresas que la vida te regalo como el viaje a tierras lejanas celebrando bodas de seres queridos.

Querido hermanito pequeño hace tan solo una semana que almorzaba en tu casa, me ponía tu gorra, reíamos, hablábamos, compartíamos inquietudes, sonrisas y abrazos.

Hoy te has marchado en paz, en brazos de mamá, mirándola a los ojos del corazón desde el tuyo, habiendo dado lecciones de vida a gentes del mundo, cogido de la mano de papa, en silencio, sin lamentos sabiendo que tu misión de Vida terminaba dejando una siembra de amor incondicional que seguiremos regando cada día aquellos elegidos por ti para seguir haciendo de este mundo un lugar mejor donde no haga falta la enfermedad de un niño o una niña para enseñarnos lo bonito de vivir aprendiendo a morir.

Mamá me escribía hace unos días pidiéndome que hablará con quien desde hoy es tu compañero de juegos, mi hijo. Me pedía que le rogará que intercediera por ti para quedarte más tiempo entre nosotros.

Querida Nancy ahora si te puedo decir que las leyes espirituales son Sagradas, que no está en pedir sino en dar para recibir.

Recibiste a tu hijo para crecer junto a él, te enseño, te acompaño, te amo y se marchó como haremos tod@s algún día, sin apegos, sin pertenencias, sin verbos mentales, solo con Sentires del Alma.

Querido Alberto me llamabas esta mañana muy temprano casi cuando tu hijo dejo este mundo expresando tu calma de haberlo sentido marchar en paz, pidiéndome que no te suelte en estos momentos.

Querida Familia siempre he sido con vosotros, soy y seré hasta la eternidad de un cuerpo que desaparecerá y de un Alma infinita que jamás morirá.

Nos sentiremos siempre unidos por ese Ser de Luz llamado Alberto “Tres Huevos” que ilumina cada paso de nuestra oscuridad hasta el final de los Tiempos.

Querido Alberto, hermano pequeño hoy Día Internacional del Abrazo, te abrazo como siempre lo hice, lo estoy haciendo ahora y lo haré siempre.

TE AMO ALBERTO

Volamos?

Por: Andrés Olivares pilotodeemociones

Compartir:

Deja un comentario