Vuelo 20:50h. de 25/01/20

Vuelo 20:50h. de 25/01/2020

Las dos caras de la moneda.

Ayer muchos daban el último adiós a mi hermanito pequeño, Alberto, en una iglesia hasta la bandera en la que todo el pueblo de Torrox quiso acompañar a la familia.

Donde tuve la oportunidad de dirigirme a l@s presentes y acariciar sus corazones para que no dejaran de coger las manos de una familia destrozada.

La otra cara la dibuja mi niña Cristina.

Me llama doctor y me la como a besos cada vez que la veo.

Muy pequeñita la conocí en un proceso complicado, con una estrecha relación con su familia me pareció increíble verlos en el hospital de mi Ciudad con aquel diagnóstico.

Habitualmente mis vuelos os hacen llorar de pena, tristeza, rabia o un dolor inmenso.

Hoy volamos con Cristina entre nubes de colores, la luna nos sonríe al vernos pasar y las estrellas nos invitan a bailar con ellas en el firmamento.

Días de hospital, otros de sala blanca, consultas periódicas, pero siempre una sonrisita preciosa que conmigo le costaba al principio.

Se me dan bien las chicas (es broma, jajajaja), pero Cristinita me costó muchísimo conquistarla. Poco a poco desapareció el enfado con el que a veces me la encontraba, eso sí su carácter lo mantuvo siempre, una mujer de armas tomar, jajajajaja.

Su evolución ha sido vertiginosa, os lo cuento porque las buenas noticias también hay que compartirlas y mi niña es uno de esos ejemplos que quiero que conozcáis.

Arropada siempre por su mamá, papá, sus dos hermanit@s, sus maravillosas tías y sobre todo sus abuelos a los que adoro atravesó su enfermedad como una autentica campeona enseñándoles sobre todo a sus herman@s la alegría de vivir.

Hemos vivido multitud de momentos, de risas, payasadas, vete de la habitación no quiero comer, lágrimas y sobre todo abrazos.

Hace unos días me la encontré y corrió a mis brazos, días antes mamá me escribió diciéndome que la peque no tenía una foto con su doctor. El universo propicio ese encuentro en el que nos hicimos todo un reportaje que quedara grabado en cada uno de nosotros para siempre.

Hoy es casi una mujer, que ya por fin esta conquistada por el corazón de este niño que os escribe y que la ama hasta el infinito y más allá.

Hoy Ella es Vida para aquellos que empiezan, es sonrisa para el mundo y sobre todo es y siempre será mi niña pequeña.

Tu Dr. SIEMPRE AMANDOTE

Volamos?

Por: Andrés Olivares pilotodeemociones

Compartir:

Deja un comentario