Vuelo 19:10 de 8/05/2020

 Vuelo 19:10 de 8/05/2020

Días de confinamiento a causa de algo que ni siquiera se ve, algo tan pequeñito que nos cogió de sorpresa a este ser humano prepotente, dueño y señor de lo posible y lo imposible, empoderado en su pedestal de la razón absoluta, de su ignorancia ante el regalo de la Vida que nos es otro que VIVIRLA.

¿Y ahora qué?

¿Que vas a aprender de esta oportunidad que te vuelve a dar la creación?

Posiblemente aprendas poco o quizás lo justo para seguir siendo quien eras caminando entre verdades mentirosas, miedos y miradas por encima del bien y del mal como si no fuera contigo.

Escondido de tu realidad en la matrix de un sistema podrido en el que no eres más que un número con el que marcan tu destino desde la esclavitud más absoluta, pasando por este mundo sin más, llenandolo de preocupaciones, miedos, deudas, compromisos no cumplidos y arrodillándote ante el poder establecido por aquell@s que dirigen a la humanidad hacia un KAOS total y absoluto, sin atreverte a levantar la cabeza y gritar QUIERO LIBERTAD.

TU LIBERTAD, la que nada ni nadie te puede arrebatar, la que entregaste un día cuando papa y mama, después el cole, los amigos, amigas y al final el propio sistema te arrebató.

¿De que tienes Miedo?

No lo hicieron premeditadamente, te entregaron a esta sociedad sin herramientas, valores o valor, determinación de vivir al ritmo del latido de tu corazón y cuando por fin te soltaron en medio de esta hipocresía mundana te viste inmers@ en un fango del que ya no te dejaran salir.

Este confinamiento como ell@s lo han denominado no es más que un recogimiento contigo mism@, te servirá para desaprender lo aprendido, para alimentar lo que realmente eres, PERSONA, comenzar a aflojar los tornillos del robot en el que te has convertido hasta desnudarte de tanta hojalata y comenzar a sentir tu verdadera piel, la que te hace estremecer, la que se eriza con una mirada, una sonrisa, un amanecer o una flor.

La decisión es tuya, ya vienes con deberes que no son tuyos a esta Vida, deberes que habitan en tu memoria celular a través de la cadena de ADN Emocional, desde el transgeneracional, los nueve meses de gestación y lo registrado en los primeros siete años de vida copiando a mamá o a papa.

A todo esto, que no es nuestro le sumamos creencias limitantes, grabadas a fuego de forma repetitiva en nuestra mente, impuestas por tradiciones culturales, religiosas, económicas o temerosas para seguir el caminito establecido.

Vives en el Temor y no en el Amor, con lo inteligente que es una célula cuya suma hace que cuando te mires al espejo te veas y lo poco inteligente que eres viviendo una mentira constante.

¿Te has parado alguna vez a cuestionarte si lo aprendido es o no es o simplemente puede ser de otra manera?

Te dijeron que los gobernantes, son el poder legislativo, ejecutivo y judicial, que la religión en función de donde nacieras tenía un líder aquí en la tierra que es el representante de Dios y la Torá, el Corán o los Evangelios son palabra de Dios, que la medicina cura al precio que sea porque con una pastilla se alivia el dolor de cabeza (¿eso es curar?).

Que los que vivimos la Vida desde otro lugar estamos locos o hemos perdido la razón cuando abrazamos la muerte o amamos al que nos hizo daño.

Ojalá el mundo estuviese lleno de locos de los que aprendo cada día lo que no aprendo ni de líderes políticos, religiosos o científicos.

Mañana te levantaras y te miraras al espejo, volverás a ver esa persona perdida en las profundidades de tu océano de miedos y tampoco serás capaz de tomar una decisión VIVIR.

Morir en vida es tu manera de Vivir y así te va. Seguramente no estés muy de acuerdo con mis palabras, pero no dejan de ser palabras que puedes borrar o ni siquiera leer, solo he tratado desde mi respeto hacia Ti, que despiertes de un eterno letargo que te llevara a volver a nacer mil veces más hasta que aprendas que no eres TEMOR sino AMOR.

Volamos?

Por: Andrés Olivares pilotodeemociones

Compartir:

Deja un comentario