Vuelo 19.45, 29/03/19

Vuelo 19.45, 29/03/19

El día que la conocí y me miró con esos ojazos azules me atravesó con su mirada hasta acariciar mi Ser.

Comencé entre risas y payasadas presentándome, diciéndole quien era y para que estaba en esa habitación, aunque ella ya lo sabía desde que nos miramos.

Como ya sabéis hacemos Reiki a nuestr@s peques y ese día Ella estaba un poquito revuelta así que me ofrecí a hacerle yo mismo el tratamiento. Le pedí a los padres que salieran de la habitación, algo que no solemos hacer porque no es necesario que abandonen el espacio para nuestro ratito.

Cuando nos quedamos solos, cerró los ojitos y nuestras Almas conectaron de inmediato. Durante unos 20 minutos volamos muy alto, compartimos desde el silencio, sentires, confidencias y secretos que allí se quedaron.

Viajar a otra dimensión donde ni el tiempo ni el espacio existen, en la que sientes una libertad absoluta y en la que realmente abriendo las alas vuelas, es indescriptible.

Después de un vuelo perfecto, ni una sola turbulencia, los rayos del sol iluminando la cabina y manteniéndonos con las térmicas que sostenían el aeroplano decidimos aterrizar.

Entonces le pregunte: ¿que te ha parecido el viaje?, ¿recuerdas dónde hemos estado?.  Ella sonrió con un poquito de vergüenza porque no sabía si era o no verdad donde habíamos estado y le daba cosilla contármelo.

Fue cuando le pedí directamente, haber cuéntame dónde hemos estado. Tardó unos segundos hasta que murmuró,

Andrés he estado en el Cielo.

Cuando me verbalizó su destino no me sorprendió, había estado con ella. Le pregunté y le sugerí que me contara, como era, lo que vio, con quien estaba.

Es un lugar muy bonito Andrés, con muchos pájaros revoloteando y además no estaba sola, ¿sabes quién estaba conmigo?, dime pequeña.

Pues verás estaba Papá, Mamá y también estabas tú.

No os puedo explicar lo que es volar hasta el Cielo de la mano de un@ de nuestr@s niñ@, sentir el no MIEDO a Vivir o Morir, que me permitan acompañarl@s para quedarse allí o volver, que en el vuelo solo encuentre risas, juegos, pureza y verdad que hacen que me contagie de esa realidad tan bonita que nos perdemos cada día “VIVIR”.

El resto del vuelo es “Nuestro Secreto Peque”

Te Amo

Por: Andrés Olivares pilotodeemociones.

Compartir:

Deja un comentario