Vuelo 15:10h de 11/03/2019

VUELO 15:10h  de 11/03/2019

Hoy es de esos días que la Vida te vuelve a hacer un regalazo.

Serían las 10.45 cuando desde la Fundación recibí una llamada, era Belén.

Buenos días Belencita, como yo la llamo, cuéntame.

Verás Andrés la mama de una de nuestras peques me ha pedido la posibilidad de que te acercarás a su casa porque ayer sedaron a su hija y le gustaría compartir contigo un ratito.

Sin pensarlo por aquello de que ya sabéis que no pienso, sino que solo siento, de inmediato le pedí la dirección y cuando sali de trabajar me dirigí a casa de mi niña.

Me recibió la madre con una sonrisa cansada pero sincera, sabiendo de mi presencia y de su significado.

Subí unos peldaños y entre en su domicilio, accedimos a la habitación donde estaba la peque, su padre de pie a la izquierda de la cama y una amiga de la familia sentada frente a Ella.

Abrace a los dos y salieron de la habitación, quizás para un padre mantener a veces las lagrimas junto a otro hombre sea algo complicado.

Mama se tumbó en la cama junto a su hija y comenzó a acariciar su pelito, yo me senté frente a Ella en un taburete bajo no sin antes abrazarla y besarla.

Puse una de mis manos en la rodilla donde se anclan los miedos, pero en seguida percibí que ya no existía miedo alguno, que en su en su estado ya había salido y entrado de su cuerpecito en varias ocasiones, que ya sabía perfectamente don iba y con quien seguiría disfrutando su niñez.

A los pocos minutos entro en la habitación su abuela, sin hablar nos abrazamos y nos dejamos sentir cayendo dos lagrimas por su mejilla.

Respirar la serenidad existente con las tres, la hija, la madre y la abuela donde solo hablaba el silencio cuando puse mi mano en su cabecita y todos cerramos los ojos para ser Uno es algo inexplicable.

A veces los padres retienen a est@s niñ@s y l@s anclan energéticamente a este plano físico en el que vivimos ahora, me encantó oír a la madre como le decía a la abuela que ya era hora de dejarla marchar, que su paso por aquí había concluido, me encanto la mirada perdida de aceptación de alguien que hubiera cambiado su lugar por el de su nieta.

Cerramos los cuatro los ojos y todo fue mágico cuando entable una conversación no verbal con Ella mientras posaba mi mano en su cabecita y le acompañaba en ese precioso viaje hacia otra Vida. Con todo el respeto del mundo, pero se me escapo una leve sonrisa cuando vi aparecer a cuatro niños preciosos de los que no diré sus nombres, pero los conocía muy, muy bien.

Fue cuando se lo comente a mama y nos reímos por la suerte que tenia nuestra niña de ser recibida por esos cuatro apuestos niños.

No os lo creeréis,pero ahora que estoy escribiendo lo vivido me brotan algunas lagrimillas de AGRADECIMIENTO Y ENORME FELICIDAD, miro a mi derecha y tengo un cuadro de 2×1.5m con la cara de mi hijo, al que miro a los ojos y grito GRACIAS GRACIAS GRACIAS.

Saber que SIEMPRE están no es el consuelo del dolor que causa la marcha de un hij@, es algo que perdura hasta la eternidad, pero ejemplos de Libertad de una madre a su hija como el que he vivido hoy me hacen comprender que aun existiendo emociones nacidas del miedo cuando aparece el AMOR anestesiamos cualquier oscuridad que revolotee nuestra mente.

Ella hoy Vive en cada uno de nosotros desde la Libertad de haber seguido su camino y esta rodeada de much@s de nuestr@s peques en un lugar mágico donde seguirá siendo niña, riendo, jugando, saltando y sintiendo que terminó su misión de Vida entre los que aquí seguimos y que ahora toca seguir creciendo como Alma Bonita que Es.

Hoy la Vida me permitió que nos despidiéramos con un hasta luego.

Hoy TU, mi niña me permitiste estar junto a Ti, cogerte de la mano y volar a ese otro mundo, a ese nuestro mundo, donde pude estar con Ell@s un ratito, pedirles que te abrazaran y te llevaran en volandas a seguir jugando.

Que sepas que seguiré abrazándote cada día como hacías Tu cuando me veías, salías corriendo y te abrazabas a mi como si supieras que pronto dejarías de hacerlo.

Que sepas que como la vida aquí es solo un momento muy muy pronto estaré contigo y con tod@s l@s que ahora son tu familia y te prometo y nunca prometo que me iré de aquí siendo un niño y además travieso para no dejar jamás de jugar con vosotr@s.

Bueno preciosa, todo lo que tenia que decir te lo dije esta tarde mientras volábamos cogiditos de la mano.

Hasta dentro de un momento mi niña.

TE AMO

Por AndrésOlivares pilotodeemociones

Compartir:

Deja un comentario