Vuelo 14:30 de 4/01/2020

Vuelo 14:30h de 4/01/2020

Llevo años sin escribir la carta a los Reyes Magos, eso se lo dejo a los niños y niñas que hasta descubrir la realidad de estos tres personajes viven en la ilusión de lo material y del tener,  incentivados por sus mayores en las buenas notas, el buen comportamiento o un sinfín de valores efímeros que desaparecen cuando pasan estas fechas.

El oro era la riqueza como tributo al Rey, el incienso para ungir con aroma dulce al niño Jesús y la mirra para la sepultura.

Aquellos regalos cuyo significado iba mucho mas allá de lo que podáis pensar se convirtieron en llenar las cabezas de l@s niñ@s de necesidades innecesarias para acrecentar uno de los grandes enemigos del ser humano “EL EGO”.

Hoy mis Reyes Magos me hicieron un presente precioso, un día cualquiera, un día antes del que alguien en algún momento de la historia decidió que llegaron de Oriente el 5 de enero.

Hoy después de tiempo sin abrazar tu físico nos volvimos a encontrar, te pude volver a sonreír y volar a nuestro mundo donde solos tu y yo SOMOS.

Has madurado tanto, tu conversación, tu mirada, tu futuro creado desde tu Alma han cambiado.

Sueños, proyectos, impulsos y TU VOLUNTAD de seguir son pura magia, pura fuerza, pura Pureza.

Entre Málaga, Barcelona y Argentina viaja tu Ser enseñando a las gentes lo bonito de Vivir.

Te adoran allí por donde pasas, rodeado de personas que te acompañan en tu camino, pero solo TÚ vives los momentos de soledad que cada Guerrero de la Luz tiene que atravesar, aquellos que te hacen saber quien eres y cual es tu misión de vida, por eso entre otras muchas circunstancias me siento orgulloso de Ti hermanito pequeño.

Seguiremos volando a ese nuestro mundo donde los Reyes Magos son SIEMPRE, donde los regalos bajo el árbol de navidad o junto a los zapatos se convierten en suspiros de Vida ante la Muerte, donde las ilusiones son tener un mundo mejor y donde las miradas, los abrazos y las risas nacen del Alma.

SIEMPRE JUNTOS HERMANITO

AMANDOTE

Volamos?

Por: Andrés Olivares pilotodeemociones

Compartir:

Deja un comentario