Vuelo 14.30. Mi Tripulante

Vuelo 14.30, 28 09 2018

 

Mi querido tripulante hacia tiempo que no volábamos juntos, ayer cuando oí tu comunicación por radio solicitándome un ratito no dudé un segundo en mover agenda y encontrar ese hueco para nosotros.

Nos reencontramos a medio día, venias con gorra y una sonrisa preciosa, la misma que expreso mi cara cuando te vi. Abrazos de antaño donde nos hacíamos uno y empezaba a enseñarte a volar. Tiempos en los que las emociones te podían y te empujaban hacia la no aceptación de una circunstancia temporal en este momento.

Delante del espejo donde te preguntaba quien eras y tu contestabas.

Soy yo, un tio de puta madre con cáncer y justo pasábamos al otro espejo y te hacia la misma pregunta, la respuesta: soy yo un tio de puta madre sin cáncer.

Querido hermanito pequeño tu jamás dejas de ser tú, solo las circunstancias del momento pueden hacer que dejes de ser quién eres en la mente racional, en tu esencia siempre eres TU. En este caso esa circunstancia se llama cáncer, pero no hace ni hará que dejes de Ser un tio de puta madre.

Aquel día empezaste a sentir que tenias alas y que juntos podríamos llegar a volar muy alto. Entendiste que todo lo que ocurre en esta vida es circunstancial y a pesar de tu corta edad y que a veces cuesta aceptar no poder ir al cole o hacer deporte o salir con los amigos me has demostrado que cuando se decide vivir al ritmo del latido del corazón, la Vida te regala la posibilidad de hacerlo aun con cáncer.

Ahora vas al cole, montas en patinete, sales con los amigos, un tio de puta madre chaval ese eres.

Tienes ACTITUD, eso que le falta a la mayoría de las personas, con tan solo tu edad le has demostrado al mundo que si decides vivir a tu manera TODO ES POSIBLE. Quizás algún día te nombre copiloto y vueles conmigo en esos looping que hacemos allí arriba para que las emociones de las gentes se mareen tanto que salgan de las cabecitas de los pasajeros que cruzan nubes oscuras buscando la luz.

Eres ejemplo de tanto y de tantos que solo puedo expresarte lo orgulloso que estoy de Ti. Ojalá todos tuvieran el valor de ponerse cada día ante el espejo y reconocer quienes son y tener la actitud de abrazar sus circunstancias para montar en patinete y vivir siendo lo que son: AMOR.

 

Por Andres Olivares pilotodeemociones

Compartir:

Deja un comentario