Vuelo 12.45 h. de 5/6/2019

Vuelo 12.45 h. de 5/6/2019

Y abrir los ojos cada mañana y sentir a cada un@ de los peques a los que acompaño casa día, la sonrisa de V. el abrazo de L. el baile de S. o la mirada de J.

Y abrir los ojos cada mañana y sentir a mis hijas en la distancia física y envolverlas en un haz de luz blanca para que sigan sintiendo lo que el cordón de plata significa.

Y abrir los ojos cada mañana y sentir la última conversación del día anterior con mamá, reflexionar sobre su momento y acompañarla en su proceso de ahora.

Y abrir los ojos cada mañana y sentir los buenos días de papa y mis hermanas en la empresa, con un beso y una sonrisa en la que ya sabemos como caminamos cada uno y hacia dónde vamos.

Y abrir los ojos cada mañana y sentirte aún sin casi conocernos hoy,  pero si ayer, 23. sabiendo que eres TU cuando Dios lo decida.

Y si todos abriéramos los ojos de esta manera, sabiendo que después nos tendremos que adentrar en esa mentira de vida a la que el sistema nos hizo adictos y de la que aún queriendo en infinidad de ocasiones salir nos quedamos en ese mundo lleno de sufrimientos, culpas o penas en el que a veces nos dan una botellita de felicidad y alegría para mantenernos contentos.

Y si AGRADECIERAS, cada mañana al abrir los ojos la infinidad de posibilidades que la vida te ofrece para ese día. Analiza tu vida como si de un cuadro se tratase, quizás veas lo que desde dentro no se ve, quizás solo haga falta retocar con un pincel algún color o la textura. Aléjate y abre tu visión, tu perspectiva será totalmente diferente, los personajes, los escenarios,  los colores, el brillo o la sombra cambian.

Todo cambia si tu cambias, solo muévete y tu visión será diferente.

Aprenderás a ver con los ojos del Corazón, entonces tu visión ocular no entrara en contacto con tu mente y así evitaras volver a acercarte a ese cuadro tanto, tanto que volverás a estar inmerso en él, estático, colgado de alguna sala del camino por el que pasara la vida y no la vivirás.

Much@s lo sabréis y otr@s muchos no, pero la vida en este plano puede acabar en un segundo y no sabéis lo bonito que es vivirla hasta que llegue ese momento. Aunque os parezca que está llena de problemas, sinsabores, malos ratos o situaciones a veces incomprensibles, todo eso lo percibe el ojo humano y no el ojo del Alma.

Por eso cada mañana cierro mis ojos físicos y miro desde ese otro lugar donde habita el agradecimiento mas sincero que ES EN MI.

Volamos?.

Por: AndrésOlivares pilotodeemociones

Compartir:

Deja un comentario