Vuelo 11:46 de 18/08/2020

Vuelo 11:46 de 18/08/2020

MI querida niña Inma.

Hace días organizaste una cita entre papá y yo, encuentro que hace mucho estaba pendiente de ocurrir.

Un libro hizo que nos abrazáramos en mitad de una plaza de la ciudad, dos padres que vivieron la marcha de un hijo, aunque en tiempos diferentes con las mismas connotaciones de dolor, sufrimiento y aprendizaje que tanto Tú como mi hijo nos regalasteis durante vuestro proceso.

Caminos paralelos hasta el encuentro, misma edad, separaciones, ambos escribimos un libro y sobre todo dos personas en una búsqueda incansable de la Verdad.

Esa verdad que solo habita en el Alma del ser humano y que casi nadie quiere buscar.

Ese día me regalo su libro, bueno mejor dicho Tu libro, “INMA, El Regalo de la Vida”. El cáncer, la muerte, luz y despertar.

Durante la conversación os asomasteis los dos desde vuestro Cielo, nos encantó que os sumarais a la conversación, aunque solo fuera para decirnos lo mucho que nos amáis, el resto se queda entre nosotros.

Inma, a ti te conocí un día cualquiera en una de las habitaciones del hospital. Ya no eras una niña, sino una preciosa adolescente con la que podía tener conversaciones profundas en las que se nos olvidaba el tiempo.

Tenemos algo pendiente que no pudimos llevar a cabo, ese libro que te regale dedicado de Brian Weiss, “Muchas Vidas, muchos Maestros”.

Quedo pendiente leerlo juntos, aunque quizás no hizo falta porque realmente nos convertimos en protagonistas de un libro que nuestras Almas ya conocían al dedillo. Tantas Vidas hemos vivido y de tant@s Maestr@s hemos aprendido que ahora te tocaba a ti dejar esa enseñanza a través del libro que ha escrito papá para que las gentes comiencen a buscar en su interior el conocimiento y sabiduría que les hará libres.

Tenerte aquí entre nosotr@s ha sido nuestro regalo como cada un@ de l@s peques que voy conociendo en el camino del Alma.

Hoy Saint German desde el YO SOY es uno de mis guías que hacen posible la conexión con vosotr@s en el jardín de infancia que ahora es vuestro hogar.

Sin lugar a dudas has propiciado este encuentro entre papá y yo en el momento perfecto, cuando la humanidad está sumida en un K.O.S absoluto donde impera el Miedo ante el Amor, esto nos dará la oportunidad de acariciar Almas perdidas que buscan la sanación antes de morir.

Sé que junto a mi hijo y otr@s much@s que partisteis estáis fenomenalmente bien, se de vuestra felicidad y de vuestra ayuda aquí en la Tierra, no seriamos quienes somos sin Vosotr@s.

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS

Volamos?

Por: Andrés Olivares, pilotodeemociones

Compartir:

Deja un comentario