Vuelo 11:12h de 13/06/2020

Vuelo 11:12h de 13/06/2020

                                      Tiempos de confinamiento, tiempos de reflexión, tiempos de miedos.

Tanto tiempo acomodad@s a nuestras vidas establecidas por el pensamiento de lo establecido desde la infancia que ahora nos faltan herramientas para saber gestionar cambios en la manera de vivir.

Tenernos encerrados en casa, taparnos la boca con mascarillas, limitar la comunicación o no poder rozar la piel es lo que ahora toca para recordarnos que no dejamos de ser marionetas en manos del sistema.

En ningún momento sugiero que os saltéis las medidas sanitarias a la que nos obliga la COVID19.

Un bichito tan pequeñito moviéndose entre nosotr@s como si estuviera en su casa ha sido capaz de paralizar el mundo y llevar a extremos inimaginables sus consecuencias.

Ahora te das cuenta de la mentira de vida en la que estabas sumergid@, ahora te das cuenta que tus hij@s te echaban de menos, tu pareja anhelaba un beso, que no les devolvisteis el tiempo que vuestr@s mayores os regalaron cuando fuisteis nin@s y les tocó morir en soledad.

¿Te has dado cuenta?

Separaciones, discusiones, tensiones, cansad@s de soportar la infancia de vuestr@s hij@s y un largo etc., que no ha hecho más que empezar.

¿Tú que pensabas que es la Vida?

¿Te han enseñado a sentirla o a pensarla?

Te llenan la cabeza de conocimientos que memorizas como verdad absoluta sin cuestionarte que puede que haya otras verdades, otros caminos que caminar y otros destinos a los que llegar.

Te olvidas de la sabiduría que te brinda la búsqueda de tu verdad.

La historia está llena de mentiras contadas según intereses de quienes nos gobiernan, guerras, religiones, economía, basadas en falsas verdades para seguir haciendo de vosotr@s borreg@s adiestrad@s que os sacan a pastar por las mañanas y os devuelven a los corrales cada noche anestesiad@s por la polilla de la ignorancia.

Decidir nacer o morir no depende de ti en este plano, ya decidiste ambos acontecimientos antes de hacerte materia, pero una vez nacid@ la manera de vivir, tu libre albedrio que es uno de los grandes regalos de Dios solo depende de ti.

Yo decidí vivir entre zombis de deambulan con compras innecesarias, cirugías ficticias, espejos que reflejan miedos y sonrisas que esconden fobias que impiden lo bonito de tu Ser, abrazar la Vida con todo lo que me regala cada día.

Sin poner calificativos a cada uno de los hechos que ocurren en mi día a día, sino sintiendo y observando el latido de mi corazón ante cada uno de ellos.

Este tiempo de confinamiento me ha servido para seguir trabajando mi oscuridad, emociones no sanadas que quizás no sean ni mías. Mi cadena de ADN EMOCIONAL está llena de emociones de mi transgeneracional y mis nueve meses en la barriguita de mamá que no son mías, solo que quizás me toque a mi ponerles lógica y materializarlas.

Entrar en ese lugar donde no existe el tiempo ni el espacio o los tres tiempos a la vez, pasado, presente y futuro te permite modificar tu ADN y la información celular, a partir de ese momento eres dueño de tu vida, capaz de crear lo que crees y como por arte de magia cuando mueves tu interno también se mueve tu externo y empiezas a comprender lo maravilloso de VIVIR.

Quizás sigas con tu vida, huyendo de lo que construyó tu mente como forma de pasar por este mundo, quizás no tomes la decisión de romper cadenas y saltar al vacío en el que te sentirás libre, quizás sigas justificando cada palabra o cada comportamiento ante la sociedad, quizás te sigas muriendo en vida, quizás solo se trate de una decisión…………se llama AMOR INCONDICIONAL.

Tampoco te enseñaron a Amar desde la incondicionalidad, el ego te acompaña siempre. Cuando no condicionas ERES LIBRE, pero……¿qué dirán?, ¿cómo me mirarán?, ¿qué pensarán?, etc.

Te invito a volar entre las emociones de tu ADN y tirarte en paracaídas dejando atrás aquellas que no son tuyas y te esclavizan cada día.

Busca la sabiduría no el conocimiento.

El conocimiento es del pasado, la sabiduría del futuro mas presente.

Te invito a VIVIR.

Volamos?

Por: Andrés Olivares pilotodeemociones

Compartir:

Deja un comentario