Noche de Reyes, Noche de Superhéroes

NOCHE DE REYES, NOCHE DE SUPERHEROES

Si supierais la cantidad de Reyes Magos que conozco cada día en la planta de oncología, si supierais la cantidad de regalos que me hacen cada día.

Os lo voy a contar porque recibir lo que yo recibo es digno de compartir.

MI CARTA NO ESCRITA:

Sonrisas con mellas divertidas de las que te contagias de inmediato.

Carreras por los pasillos sin melenas al viento, pero con una vitalidad que ya quisieran muchos.

Abrazos en los que me quedaría a vivir.

Lagrimas que brotan de miradas perdidas sin destino cierto.

Alegrías que desbordan la planta cuando dan altas médicas.

Corazones rotos de dolor cuando algún@ se marcha.

Ilusiones, esperanzas y rezos por un mañana.

Cada día recibo regalos de Reyes Magos, niños y niñas enfermos de cáncer que hacen MAGIA con su enfermedad, con sus hermanos o con los abuelos.

Naciendo de ELL@S un Spiderman, un Batman, Catwoman, Transformer, Superman o el SUPERHERHORE que llevan dentro de sus corazones.

La noche del 5 de enero salieron a la calle a regalar la inocencia de un niñ@ que con su mirada te atraviesa y te enseña cual es el verdadero regalo de la vida………………VIVIR.

Cuando desde ese lugar de privilegio que es una carroza de cabalgata, acompañado por mis calvitos y rodeado de multitud de corazones se toma perspectiva de donde estas y quién eres.

Antes de comenzar cerré los ojos, recé una oración y AGRADECI todo lo que tengo y todo lo que soy, miré al Cielo y lo que sentí no os lo puedo describir.

Comenzó nuestra noche de reyes guiados por infinidad de Estrellas que son cada un@ de nuestr@s peques que ya partieron. Cada una de esas estrellas son las que nos guían y las que iluminan nuestro camino para que jamás perdamos la sonrisa.

Observaba niños y niñas con sus padres, hermanos o abuelos gritando caramelos, con caritas desencajadas porque la emoción les desbordaba, esperando las carrozas de Melchor, Gaspar y Baltasar y así comenzar a hacer realidad sus sueños.

Ojalá los padres al pasar nuestros Superhéroes les transmitiesen a sus hijos algunos valores de los que hoy tenemos escasez, les contaran un cuento entre otros sobre la Magia de la Navidad y la realidad de la Vida.

Ese cuento nuestros peques se lo saben tan bien que serían capaces de contároslo a cada uno de vosotros y después el de la Magia de la Navidad.

Cinco horas que no olvidaran jamás, se sintieron lo que son NIÑ@S, siendo protagonistas en su camino hacia la Vida o la Muerte.

Hubiese estado cinco horas más o cinco años más o cinco vidas más, porque ELL@S sí que son mi REGALO DE REYES.

Por eso hace muchooooooooooooooooooo que no escribo carta a los Reyes.

No tendría lo que tengo, no seria lo que soy sin mis SUPERHEROES.

Por Andres Olivares pilotodeemociones

Compartir:

Deja un comentario