Kell Am See

Kell Am See

 

Volvimos de Kell Am See, (Frankfurt), visitar Luxemburgo y volar por otros mundos celestiales es tan difícil de explicar como de entender.

Las emociones, guauuuuuuuuu, ¿y donde se esconden?, donde habitan?

Entrar en un bosque y estar rodeado de arboles milenarios que te hablan, te acarician o te abrazan, alzas la vista a sus copas y casi no eres capaz de vislumbrar su última hoja, setas gigantes en su tronco que son las escaleras de los duendes que viven junto con las hadas y otros elementales a los que casi nunca podemos ver.

Allí estábamos los tres, Fada Gina, Robert y yo, asombrados de visitar África en mitad de esa inmensa vegetación verde, ríos de agua helada en los que metías los pies y sentías la vida de una manera inexplicable.

Experimentar la soledad de estar conmigo perdido en mitad de la nada y del TODO es una de las experiencias mas recomendables que podéis vivir. Un jabalí, un ciervo, una libélula o una mariposa y mi soledad en el bosque de hadas donde ves lo que no se ve, sientes mas allá del sentir y se hacen presentes aquellos que partieron.

Poder experimentar es un regalo de Dios al que todos podemos llegar con tan solo comprender que no entender el sueño que estamos viviendo que nos aleja cada día más de la realidad. Ese matrix del que no sales por infinidad de excusas que tu mente te cuenta.

En Luxemburgo el vocabulario no verbal de sus gentes fue lo que más me impacto, como enseñamos desde fuera y no desde dentro, forma de vestir, comercios o restaurantes que no eran mas que la imagen exterior de sus habitantes, donde la opulencia y la materia eran sus vestidos diarios, miradas altivas y gestos de superioridad. Eso si me llamo la atención el ritmo lento de su  prisa, del estrés. Viven en la mente, la mayoría de ellos en la racional y los menos en la lógica, arquitectura emocional de siglos atrás y solo la vegetación en el astral, ¿curioso verdad?

Al entrar en los molinos de viento eólicos como si de una nave se tratase, observas el movimiento de sus aspas que dependen únicamente del aire y del silencio, entonces vas entendiendo que todo en este universo es movimiento. Dejarse llevar, como siempre digo en mis terapias, nada como dejarse FLUIR, dejar que el viento te lleve, que el silencio te hable y que la Vida te abrace, entonces todo se convierte en perfecto, en lo correcto para TI.

Algo así como pensar desde el Corazón y sentir desde la mente, donde la Voluntad Divina expresa la Verdad Absoluta que habita en Ti.

Así cuando el lunes, después de una semana llegas al hospital y te reencuentras con esas familias y sus hijos que te sonríen o te abrazan al volverte a ver y te das cuenta que cada día entiendes mas el sentido de la Creación y que además lo puedes compartir con ell@s en una mirada te das cuenta lo bonito de vivir, lo maravilloso que es estar aquí y ahora, compartiendo con todos ell@s momentos que sin duda harán que mi vida haya merecido la pena vivirla.

GRACIAS A LA VIDA, GRACIAS A LA MUERTE, porque nací y morí en el mismo espacio y tiempo y hoy donde estoy, donde SOY ni el tiempo ni el espacio los encuentro porque tampoco los busco.

GRACIAS DIOS

por Andrés Olivares pilotodeemociones

Compartir:

Deja un comentario