Él y Yo

Él y yo

Y llegué a la fiesta que cada año organizamos por estas fechas para todos nuestros peques y fue entonces cuando apareció entre la multitud y sin darme cuenta me sentí rodeado entre sus brazos una tarde cualquiera de un día de la semana cualquiera.

Nos abrazamos y se hizo el silencio, cerramos los ojos y nos entregamos todo ese amor que ambos nos regalamos cada vez que nos vemos. Sin tiempo ni espacio, con miradas, sonrisas, comentarios o gestos de los demás que no percibíamos, solo TU y YO, sintiéndonos,¿verdad mi niño Nico?

Tú, aquel chaval que un día conocí en una planta de oncología y me recibió con una sonrisa eterna, una vocecita angelical y pasión por Pablo Alborán.

Cuantos momentos hemos vivido juntos, a veces entre risas y juegos otras entre dolor y vómitos. ¿Pero sabes qué?, nos hemos vuelto a abrazar como siempre lo hacemos cuando se cruzan nuestros caminos, en el hospital, en la estación o en la fiesta de navidad y eso no nos lo va a quitar nada ni nadie.

Das lecciones de vida a cada una de las personas que se te acercan y a pesar de las circunstancias sabes que la vida es para vivirla, lo tienes clarísimo, jamás te das por vencido, aunque a veces parezca que te aprietan demasiado.

Tus abuelos siempre a tu lado, ya sabes que son geniales y que me lo paso muy bien con ellos, no te dejan ni un solo día de visitar y de compartir contigo tardes de hospital, de meriendas o de juegos. Me sorprende, bueno a estas alturas ya no me sorprende nada, pero es increíble como cuidas de ellos, como los mimas y haces que cuando se marchan lo hagan con ese buen sabor de boca que eres capaz de dejar en la gente que te conoce.

Sin lugar a dudas estoy creciendo como persona cuando te vivo y eso te lo tengo que agradecer como a cada un@ de l@s peques con los que convivo cada día. Eres un gran Maestro de Adultos, enseñándonos a vivir estando tan cerca la muerte.

Esta circunstancia de la vida te hará ser un hombre diferente, capaz de cambiar este mundo que va al revés, serás capaz de transformar en Amor todo aquello que se te cruce en el camino, te dará la oportunidad de hacer el bien por donde quiera que vayas. Te has hecho un hombre sin perder tu niñez y eso Nico es precioso, es lo que todos los adultos pasan su vida buscando, volver a ser niños siendo adultos, pero les debe costar bastante por eso seres como TÚ aparecen en sus vidas para ayudarlos a volver a esa niñez que habita en ellos y no saben cómo retomar.

No dejes jamás de ser TÚ, no pierdas esa esencia tan bonita que irradias, sigue dando lecciones de Vida y cambiaras el mundo.

ORGULLOSO DE TI HERMANITO PEQUEÑO

TE ADORO NICO

Por: AndrésOlivares pilotodeemociones

Compartir:

Deja un comentario